Hna Antonietta Potente

Crónica final del Taller JPIC: Reflexiones de grupo y Hna Antonietta Potente, por Antonio Munduate

Modera el trabajo El padre Martin Coffey. Antes de iniciar el trabajo se distribuye el material para la evaluación del Seminario-Taller.

Hemos realizado la puesta en común de la reflexión de los grupos sobre la Declaración final que será aprobada mañana. A continuación se han presentado los proyectos y actividades JPIC pendientes: ‘Passionist Volonteers’, Provincia San Pablo de la Cruz (USA) (Brendan O’Leary; Pasionistas en Colombia (P. Tarcisio Gaitán); Pasionistas en Papua Nueva Guinea (P. Kevin Dance); Hijas de la Pasión de Jesucristo y de María Dolorosa (Hna. Lucila Elizalde); Hermanas Pasionistas de S.  Pablo de la Cruz en el Congo (Hna. Augustine Kasuku; y ‘Solidarietà Passionista’, Italia (Franco Nicolò).

En la tarde hemos contado con la Hna. Antonietta Potente (Loano/Italia, 1958), de la Unión de Hermanas Dominicanas de Santo Tomás de Aquino, Doctora en Teología Moral, que desde 1994 vive en Bolivia. Señalamos algunos elementos de su ponencia y reflexión:

  • Usa el lenguaje de la poesía, porque convierte todos los elementos en ‘sujetos’. También son válidos el lenguaje del agricultor y de quienes viven siempre en relación con la tierra.
  • Premisas: la problemática relación entre la humanidad (incluida la Iglesia) y el ecosisistema, debido en gran parte al antropocentrismo existente. Segundo preguntarnos qué buscamos con nuestro interés por la actual por la ecología. ¿Se trata de una moda? ¿Es el miedo?
  • Invita a pensar en la creación como la construcción de una casa con todos sus elementos para que pueda recibir al hombre. Tras el agua, la tierra, los animales… al final el hombre. Gn 1,6: habla de ‘separar’, pero el texto original es ‘hagamos un techo’. Para encontrar a Dios tenemos necesidad de la biodiversidad. Esta es la espiritualidad: salir de nosotros.
  • Nuestro contexto. En la naturaleza existe diversidad, el alejarnos de ella ha traído el caos de la división y de la separación: hemos aislado el ser humano de la naturaleza, del cosmos. Si no somos capaces de reconstruir este mundo de relaciones con nuestro hábitat es imposible que lleguemos a una mínima relación entre los seres humanos y con el misterio de Dios.
  • El lenguaje: no le gusta hablar de ‘creación’ (lenguaje válido entre creyentes), prefiere hablar de biodiversidad cósmica: biodiversidad porque hace referencia a un elemento fundamental de la creación la diversidad, y cósmica, porque pone en evidencia de que se trata de algo que nos supera infinitamente. Además ayuda en el diálogo con no creyentes.
  • Nos invita a hacer una lectura de los votos en clave de ecosistema y deja la inquietud sobre si no sería el momento de introducir un nuevo voto ecológico, un voto de vivir una adecuada relación con toda la tierra y con el universo.
  • Nos invita a traducir nuestra espiritualidad. Plantea la dificultad de dar pasos en este campo desde nuestras realidades concretas: grandes conventos en los que vivimos distantes de la realidad. Hay que salir a las periferias y salir desarmados. Las periferias hacen referencia al cuarto cántico del Siervo de Yaveh: los que no tienen rostros ni apariencia. Salir a su encuentro para devolverles el rostro y la hermosura.
  • Releer y meditar el texto de Miqueas (6,8): aprender a caminar de otro modo. El escudo pasionista: en el centro la cruz, el árbol de la vida. Sería hermoso hacer una relectura del carisma y de la espiritualidad pasionista desde la cruz no tanto como árbol del sacrificio, sino como árbol de la vida, de la abundancia (Ap). Lo mismo el corazón, como símbolo de la vida, de la pasión, no sólo del sentimiento. Y lo que es importante, hacer esta relectura junto con otros que caminan, más allá del límite de nuestro carisma o Congregación.
  • Importante y fundamental es el tema de la formación, pues aunque se hable y se escriba, los esquemas y formas de formación no cambian. Una formación realizada aislándonos de la realidad.
  • Nos propone como texto de relectura de nuestro carisma Romanos, 8: La creación gime… Vivir la muerte como una realidad de silencioso abandono, porque de ella no sabemos nada. Centrarnos en la fatiga de vivir; esta fue la pasión de Cristo, no tanto la cruz, sino la fatiga por vivir. Su muerte se inicia cuando entra en este mundo

La Eucaristía, presidida hoy por el padre Kevin Dance sella el fin de nuestro trabajo de hoy y del Seminario-Taller.

Mañana, Domingo tercero de Pascua, iniciaremos la jornada con la celebración de la Eucaristía en la capilla de san Pablo de la Cruz, presidida por el P. Joachim Rego, Superior General. Después tendremos la sesión de clausura y aprobación de la declaración final. Para un conocimiento más detallado del trabajo realizado en este Seminario Taller remitimos al documento final que en un par de semanas se enviará.